Egeria (s. IV)

Egeria

Peregrinatio Aetheriae, 381-384 d.C.

Egeria, durante su peregrinación a la Tierra Santa, visitó Cafarnaún entre el 381 y el 384, junto al Monte de las Bienaventuranzas, lugar de la multiplicación del pan y del primado de Pedro. En su diario de viaje se describe la casa del apóstol Pedro y se habla de cómo se transformó en Iglesia. El testimonio de Egeria es muy valioso porque explica con precisión de qué tipo de santuario se trataba, es decir de una domus-ecclesia (casa-iglesia). Además dice que, a pesar de la transformación, la vivienda conservaba todavía sus paredes originales. Por último, especifica que esta es la casa en la que tuvo lugar el episodio de la curación del paralítico.

«En Cafarnaún, la casa del príncipe de los Apóstoles se transformó en iglesia; sin embargo, sus paredes siguen todavía en pie como lo estuvieron antiguamente (“ita stant sicut fuerunt”). Aquí el Señor curó al paralítico».