Villibaldo di Eichstätt, (704 – 787/788 d.C.)

Itinerarium Sancti Willibaldi, 723-726 d.C

Villibaldo, hijo del rey Sassone Ricardo y hermano de S. Vinnebaldo, nació en el 704 y, después de la curación milagrosa de una grave enfermedad, se convertió en oblato del monasterio de Waltheim, en la actual Hampshire. Decidió peregrinar a Roma y después a la Tierra Santa. El viaje, largo, cansado, lleno de peligros y riesgos, está descrito con abundantes detalles, al dictado del mismo Villibaldo a una monja de Heidenheim, representando una de las principales fuentes relativa a viajes e itinerarios de peregrinos del alto medioevo. A continuación recogemos parte de la descripción de su viaje por los alrededores de Cafarnaún:

“Desde allí continuaron hasta la ciudad llamada Tiberíades. Esta ciudad se encuentra a orillas del mar, donde el Señor caminaba con los pies secos, mientras Pedro, caminando sobre las olas hacia el Señor, se hundía. En aquella zona hay muchas iglesias y una sinagoga de los judíos, que es también un gran honor para el Señor.
Allí (nuestros peregrinos) permanecieron algunos días. El Jordán pasa en medio de aquel mar. Caminaron bordeando el mar y pasaron por el poblado de Magdala. Llegaron hasta aquel poblado de Cafarnaún donde el Señor resucitó a la hija del jefe. Allí había una casa y una muralla grande. La gente del lugar decía que allí vivían Zebedeo y sus dos hijos, Juan y Santiago.
Después, siguieron hasta Betsaida; de aquel lugar eran Pedro y Andrés. Ahora hay una iglesia en el lugar donde se encontraba su casa. Allí se detuvieron durante una noche; por la mañana (al día siguiente) fueron a Corozaín, donde el Señor curó a los poseídos por el demonio y mandó al diablo con la manada de cerdos. Allí había una iglesia cristiana.”

Monja anónima de Heydemhein, Itinerario de San Wullibaldo, cap. 14