Pablo VI-Nobis in animo

Pablo VI

XHORTACIÓN APOSTÓLICA DE SU SANTIDAD PABLO VI PP. AL EPISCOPADO, AL CLERO Y A LOS FIELES DE TODO EL MUNDO SOBRE LAS CRECIENTES NECESIDADES DE LA IGLESIA EN TIERRA SANTA

Venerables hermanos y queridos hijos, saludos y bendición apostólica:
Estos hermanos nuestros, «que viven donde vivió Jesús, y que, en torno a los lugares santos, son los sucesores de la antiquísima primera Iglesia, que dio origen a todas las Iglesias», (…) participan, de un modo especial y cotidiano, de los sufrimientos de Cristo, responden al nombre de cristianos con la manifestación de una fe viva, de un amor sincero y de una pobreza auténtica, según el espíritu del Evangelio. Si su presencia fuera a menos, se apagaría en los santuarios el calor de un testimonio vivo, y los lugares santos cristianos de Jerusalén y de la Tierra Santa se volverían semejantes a museos.
Junto a la «historia de la salvación» existe una «geografía de la salvación». Por tanto, los Santos Lugares tienen el gran privilegio de ofrecer a la fe un apoyo inquebrantable, permitiendo al cristiano poder entrar en contacto directo con los lugares en los que «el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros». Excavaciones arqueológicas recientes, realizadas por importantes institutos culturales – entre ellos, la Escuela Bíblica de los PP. Dominicos y el «Studium» de los PP. Franciscanos de la Custodia – han sacado a la luz nuevos vestigios que se remontan a los tiempos de Cristo y de los Apóstoles».
En San Pedro, Roma, el 25 de marzo del año 1974, undécimo de nuestro pontificado.
PAULUS PP. VI